Uniformes de Colegio |

Uniformes Escolares

Ventajas Uniformes Colegiales

1) Los uniformes promueven la disciplina en el colegio: Muchos profesores y padres piensan que el uso de uniformes en el colegio promueve la disciplina. El sólo hecho de que los niños lleven puesto un uniforme implica que deben acatar unas normas determinadas. Este aspecto se convierte en un recordatorio visual para que los alumnos sigan unas determinadas normas en el colegio.

2) En los colegios en los que hay uniformes escolares hay menor discriminación y presión social entre niños. Aunque a la mayoría de los niños les gustaría llevar ropa de marca o de la última moda, no todos los padres pueden comprarla. Para aquellos niños que no pueden comprar este tipo de ropa, esto puede suponerles un punto de diferenciación frente a sus compañeros y conducirles al ostracismo, acoso y estrés emocional. Cuando los niños van al colegio con uniforme, todos son iguales. Todos llevan los mismos pantalones, falda, la misma camisa, zapatos similares, etc… Esto evita las comparativas y las presiones sociales a muchos de ellos que no tienen que comprar determinadas prendas de ropa para sentirse parte de un grupo determinado. Este aspecto es muy importante ya que puede tener un impacto considerable en el concepto que el niño tiene de sí mismo.

Cabe señalar también que el uso de los uniformes en ningún caso marca la vida de la mayoría de los niños. Aunque a muchos no les gustan, terminan acostumbrándose a llevar un uniforme.

3) Los uniformes colegiales hacen que sea más fácil para las autoridades escolares reconocer a aquellos estudiantes que pertenecen a su escuela y aquellos que no pertenecen. También dificultan que aquellos que no pertenecen a esa escuela, entren en el colegio sin permiso. Para hacerlo y pasar desapercibidos, deberían comprarse y vestirse con el uniforme del colegio, lo cual lo hace más difícil.

4) El uniforme escolar evita que profesores y administradores del colegio tengan que comportarse como policías con los alumnos, diciéndoles la ropa que pueden y no pueden llevar al centro. En aquellos colegios en los que no hay obligación de uniforme escolar, los niños visten con ropa que no es del todo apropiada para llevar al colegio. Esto se traduce en que los profesores a menudo tienen que discutir y enfrentarse con alumnos y padres por llevar una indumentaria inadecuada.

5) Los uniformes también evitan que los alumnos se distraigan con aspectos que poco tienen que ver con los estudios como puede ser la moda. La moda, puede distraer a muchas niñas y niños de sus estudios. Vestir a la moda conlleva, además de un presupuesto considerable, mucho tiempo. Para vestir a la moda, uno debe estar informado, pensar en qué ropa o estilo le gusta y dedicarle todas las mañanas un tiempo a pensar qué ropa ponerse. Se trata de distracciones que los niños y niñas podrían evitar fácilmente si vistieran con uniforme escolar. El hecho de llevar todos los días las mismas prendas y tener que llevarlas iguales a las de sus compañeros/as les ahorraría mucho tiempo.

6) Llevar uniforme en el colegio ayuda a los niños a sentirse más identificados con el colegio y les da una sensación de pertenencia.