Uniformes de Colegio |

Uniformes Escolares

Comprar Uniformes de Colegio

Los uniformes escolares suelen ser caros y este es uno de los motivos por los que muchos padres están en contra de los mismos. A continuación exponemos los motivos por la que los precios de los uniformes pueden llegar a ser muy caros.

  1. Producción en pequeñas cantidades. Gran parte de los colegios tienen diseños de uniformes específicos o exclusivos para su colegio. Este aspecto impide que los fabricantes puedan fabricarlos en grandes cantidades y abaratar así el coste de producción.
  2. Pocas tiendas los ofrecen. Cada colegio tiene su propio uniforme, por lo que las tiendas que venden uniformes necesitan tener u ofrecer un amplio surtido y tener un gran almacén. Por este motivo, sólo algunas tiendas y comercios tienen la posibilidad de ofrecerlos.
  3. Posibilidad de corrupción del centro o del director del colegio. Cuando un colegio impone un uniforme, existe la tentación de que el director del centro o cualquier otra persona que trabaja en el colegio intente aprovecharlo pactando con un fabricante o distribuidor local. Este problema de corrupción se ha dado en algunas escuelas. Este problema va en perjuicio de los padres que tendrán que abonar un mayor precio por unos uniformes del que tendrían que abonar en condiciones normales.

Todos estos aspectos hacen que la venta de uniformes se haya convertido en un mercado cautivo, con pocos fabricantes que los fabrican y pocas tiendas que los venden. Estos aspectos casi siempre van en perjuicio de los padres, que tendrán que pagar un mayor precio por estos uniformes. Sin embargo, ya están saliendo fabricantes de gran volumen que venden a precios cada vez más reducidos, por lo que el precio o coste de los mismos, cada vez es menos diferencial. Aunque pueda parecer contradictorio, los uniformes escolares a menudo suponen un ahorro en costes.

Los Uniformes escolares suponen un ahorro para muchos padres,

  1. Si bien es cierto que los uniformes escolares cuestan dinero, no es menos cierto que en la sociedad occidental los compañeros de clase, la industria de la moda y otras presiones sociales que se ejercen sobre los niños pueden obligarles a llevar la ropa o prendas de última moda. Esto exige altos desembolsos de dinero.
  2. Los niños y niñas, especialmente a partir de una determinada edad, no quieren ir vestidos todos los días con la misma ropa. Esto exige la necesidad de tener un amplio vestuario para ir al colegio con el consiguiente coste que ello implica. Si además, la ropa tiene que ser de una marca prestigiosa o de la última moda, los costes son todavía más elevados.